Salida AV en una ATARI 2600 «Dark Vader».

En este artículo describo el proceso de modificación de una consola Atari 2600 versión PAL, el modelo de 4 interruptores concretamente, también conocido como «Dark Vader», ya que su color y forma recuerdan al casco de tan famoso personaje. Al no disponer de la caja ni los embalajes originales, junto con el hecho de que quería tener un modelo de la consola funcional en mi colección, me propuse modificarla para poder conectarla sin problemas a los televisores actuales.
El problema con las consolas Atari 2600, como con casi todas las consolas de la época, es que estas solo disponen de salida RF (canales VHF 2 y 3 en este caso). Esto supone un problema con los aparatos de televisión actuales, en los cuales poder sintonizar el canal de la consola es en algunos modelos una tarea prácticamente imposible y de conseguirlo, la calidad de imagen RF deja mucho que desear.

Tras realizar unas pruebas previas basándome en diferentes propuestas de modificación que encontré buscando en internet, pude constatar que la mayoría de estas modificaciones dejaban mucho que desear en cuanto a fiabilidad, con pérdidas de color, brillo y sincronía, sobre todo si conectaba la consola al televisor mediante un UPSCALER de SCART a HDMI.

Uno de los prototipos que no dió los resultados esperados.

Investigando un poco más descubrí que los modelos Junior de la consola utilizaban un circuito integrado CD4050 como buffer de vídeo, colocado entre el chip TIA y el mezclador/amplificador de vídeo. Con esto en mente, diseñé la versión «definitiva» del MOD.
Básicamente este MOD usa el circuito integrado CD4050 como buffer y una red de resistencias para la compensación y mezcla de señales. Dado que el propio buffer aísla el circuito del chip TIA, no son necesarios los condensadores de desacoplo. La señal de vídeo resultante se amplifica con un transistor hasta un nivel adecuado. La señal de audio se extrae directamente del chip TIA usando un condensador de desacoplo.

Para empezar, abriremos la consola y retiraremos la placa base para su modificación. A continuación procederemos a retirar la cubierta protectora que aísla la electrónica de la placa base. Con sumo cuidado, doblaremos hacia arriba todas las pestañas alrededor de la misma y que mantienen unidas las partes inferior y superior, con lo que podremos separar y retirar fácilmente la cubierta protectora.

Seguidamente retiraremos el módulo RF. Para ello desoldaremos el conector y los puntos de anclaje. No es una operación difícil, pero sí que requiere una gran dosis de paciencia y un buen soldador para no dañar la placa base en el proceso. El espacio libre es ideal para colocar la placa con nuestro MOD, además de poder usar los terminales del conector para tomar la alimentación y masa.

El siguiente paso es el más laborioso del proceso. Debemos buscar puntos en la placa que conecten con los pines del chip TIA. Es importante no soldar directamente en los pines ni dejarlos al aire, dado que están conectados a unas resistencias PULL-UP necesarias para su funcionamiento.
Con un polímetro en modo continuidad, buscaremos correspondencias de los pines con los componentes adyacentes al chip. Yo decidí soldar en cada punto un hilo de una tira plana de cable de datos, poniendo un conector en el otro extremo para conectarlo a la placa del MOD. Esto me permitiría en caso necesario, retirar el mismo sin requerir ninguna soldadura.

Una vez hecho esto, procederemos al montaje del MOD en un trozo de placa para prototipos. Cortaremos un pedazo del tamaño aproximado al que ocupa el modulador RF, para poder fijarlo en ese espacio. También añadiremos al circuito los conectores para las entradas y salidas de vídeo y audio, así en caso de realizar algún mantenimiento a la consola, se podrá separar la carcasa de la placa base sin problemas. Una vez montado, verificaremos que todo funcione como es debido y procederemos a su fijación en la placa de la consola.
Para ello crearemos una base de 4 puntos con cola termofusible, lo cual evitará cualquier contacto de la parte inferior de nuestro circuito con la placa de la consola, evitando así provocar un posible cortocircuito que podría dañarla. Una vez fría la base, unas gotas más en la base y colocando a continuación nuestro circuito encima hará que este quede fijado a la placa de la consola. En caso necesario, tirando con cuidado se puede despegar el MOD de la placa base para realizar cualquier reparación.

Después de verificar de nuevo que todo funciona correctamente, procederemos a colocar de nuevo la tapa del shield en su sitio. Con sumo cuidado verificaremos que encajen bien ambas partes y doblaremos lentamente las pestañas que lo fijan. Ir con cuidado, dado que se pueden romper con mucha facilidad.

El último paso será colocar 2 o 3 conectores RCA hembra en la parte trasera de la consola para su conexionado. Yo he decidido colocar 3. El sonido de la consola es MONOAURAL, pero colocar un conector para el canal derecho y otro para el izquierdo, aunque los dos estén unidos internamente, posibilita que el sonido se escuche por ambos altavoces con un cable de conexión estándar. El tercer conector se usa para la salida de video compuesto.

El mejor lugar para colocar estos conectores es en la parte trasera, en un relieve en el centro. Para realizar los orificios para los conectores de una manera segura, dispongo de un soldador viejo, el cual perfora el plástico sin peligro a rajarlo. Una vez hechos los orificios en su lugar correspondiente, utilizo unas brocas especiales (si no disponéis de ellas, la hoja de unas tijeras también servirá) y ensancho su tamaño hasta alcanzar el necesario para colocar los conectores.

Para terminar, solo queda soldar cables apantallados a los conectores RCA, colocando el conector para la placa del circuito en el otro extremo.

Una vez todo ensamblado y antes de cerrar la consola, procederemos a su test y posiblemente, su ajuste. Es recomendable disponer de varios juegos para realizar las pruebas. En caso de obtener una imagen muy distorsionada, en blanco y negro, con problemas de sincronía o totalmente en negro, será necesario regular la resistencia de ajuste de color, marcada como R213.
Esta se encuentra situada a la izquierda del slot de cartuchos, debajo de los dos interruptores. Lentamente, ajustarla hasta obtener una imagen con la calidad y color deseados. Aseguraros también de que esta sea estable, dado que la mayor calidad de color se sitúa muy cerca del punto donde perdemos sincronía por la saturación de la señal. Verificar además que poniendo la consola en modo blanco y negro, si el juego lo soporta, esta presenta unos grises contrastados y definidos.

Con todo funcionando correctamente, procederemos a cerrar la consola y a disfrutar de ella.Con todo funcionando correctamente, procederemos a cerrar la consola y a disfrutar de ella.

Para finalizar os dejo varias fotos con los juegos que probé, conectando la consola a una TV de 24″ a través de un UPSCALER de SCART a HDMI 1080p.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *