Restauración de un MSX Philips NMS8250.

En su día adquirí a un compañero de Finlandia un MSX2 de Philips modelo NMS8250, ya que al ser un modelo de «gama alta» era ideal para su uso diario y así podía conservar a buen recaudo mi NMS8280. El problema es qué durante el transporte, el ordenador debió de sufrir algún accidente, ya que llegó en este estado:

Como podéis observar, el frontal estaba totalmente destrozado. Uno de los principales desperfectos que suelen afectar a los MSX de la serie 8250/8255/8280 son lamentablemente las roturas del frontal, por lo que comprar uno con el frontal en buen estado y recibirlo así fué decepcionante. Pero de todo lo malo se aprende, así que me puse manos a la obra y empecé por la reparación del frontal roto.

Después de reunir y catalogar todos los fragmentos del frontal, empecé a unirlos. Normalmente en las restauraciones uno diversos adhesivos dependiendo del tipo de material. En este caso usé un adhesivo de secado rápido en pincel. El problema de estos adhesivos es que los vapores manchan el plástico o pueden derretirlo. Pero en este punto le daba prioridad a que el frontal fuera funcional más que a la estética del mismo.

Otro gran problema que se presentó durante la reparación del frontal era que faltaba un fragmento. Contacté con mi amigo y me comentó que esa parte del frontal ya no estaba cuando él lo envió y que no estaba seguro de tenerlo. Así que no tuve más remedio que coger una pieza de plástico lo más parecido al del frontal y con la dremel darle la forma lo más fiel posible a la parte que faltaba. El resultado no fué muy estético pero cumplió con su función. Con esta última parte terminé con la reparación del frontal.

Con el frontal ya reparado continué con el proceso de restauración. El siguiente paso fue desmontar el equipo por completo para realizarle una limpieza a fondo, buscar signos de oxidación en el chasis, condensadores electrolíticos en mal estado, etc.

Durante el diagnóstico prévio observé que la unidad de disquete de 3″1/2 no funcionaba. La opción más fácil era sustituirla por una unidad estándar de PC. Aprovechando la ocasión, decidí instalarle también una segunda unidad, ya que aunque de serie este ordenador solo venia equipado con una unidad, era posible ampliarlo con una segunda. La adaptación en este modelo es relativamente sencilla, ya que solo es necesario modificar el cable de conexión de datos, cambiando 4 hilos en el caso de la unidad A: y solo 2 hilos en el caso de la unidad B:

Uno de los inconvenientes para realizar esta modificación en esta serie de MSX es la longitud de los cables, tanto los de datos como los de alimentación. En mi caso, sustituí totalmente los cables de datos por unos de PC y alargué los de alimentación, cortando y añadiendo la longitud necesaria. Al usar los cables de datos para disqueteras de PC, recordar que estos suelen tener varios hilos cruzados para realizar la selección de la unidad. En este caso además de modificar las conexiones para adaptar la disquetera al MSX, deberéis de modificar estos hilos cruzados y colocarlos en su orden natural. Una buena idea es cubrir todas las soldaduras realizadas en los cables con tubo termo retráctil.

Y ahora viene la parte difícil. Toda la série de ordenadores MSX de Philips de la família 8250/8255/8280 está afectada por diversos fallos de diseño bastante graves, sobretodo en el apartado del sonido.
El primero afecta al mezclador de sonido y a los cartuchos que usen el FMPAC. La información sobre este problema y cómo solucionarlo la extraje de este enlace.
El segundo es debido a no seguir los estándares MSX en los conectores de cartucho y a un fallo grave de diseño en el mezclador de audio del preamplificador. Este error de diseño causa que si se usa un cartucho de Konami equipado con el chip de sonido SCC, este no se oirá correctamente, la parte correspondiente al sonido generado por el PSG es prácticamente inaudible, y más grave aún, si usamos 2 cartuchos a la vez provistos de chips de sonido, como SCC y FMPAC, podemos dañar ambos cartuchos, ya que los pines de entrada de audio en el conector de cartuchos no están desacoplados en absoluto. Toda la información para solventar este fallo la he obtenido del siguiente enlace de la web Retro MSX.

Bien, empecemos con el problema del mezclador de sonido y los cartuchos con FMPAC.
El primer paso es verificar el valor de la resistencia R174, la cual debería ser de 910 Ω y en muchos casos nos encontraremos con que su valor es de 2k7 Ω. En mi caso, en el NMS8250 esta resistencia estaba bien. De no ser así, podéis soldar en paralelo una resistencia de 1k5 Ω, lo que nos dará un valor resultante de 964 Ω:
R = 1 / ((1 / R1) + (1 / R2))
En el caso de sustituirla, dado que 910 Ω no es un valor fácil de localizar, una resistencia con un valor entre 820 Ω o 1k Ω nos servirá.
El segundo paso es verificar la polaridad del condensador electrolítico C119. Según la serigrafía de la placa, el borne negativo del condensador está al lado del conector MN, pero según el esquema del manual de servicio debería de estar al revés. Como podéis ver en la siguiente imagen, en mi caso ambos componentes tenían el valor y posición correctas según el esquema.

El tercer paso es desacoplar el audio del FMPAC, sustituyendo las resistencias R428 y R429 de 100 Ω por dos condensadores electrolíticos de 100uF/16v. Prestar especial atención a la polaridad de los condensadores.
Con este tercer paso, todas las modificaciones para que el sonido FMPAC se escuche correctamente están completadas.

Seguidamente procederemos a solucionar el segundo problema: El fallo de diseño del preamplificador de sonido.
Esta parte a más de uno se le puede hacer cuesta arriba, ya que hay que cortar varias pistas del circuito impreso y eso nunca hace gracia. Empecemos con lo «fácil»: El módulo con los slots de cartuchos. Este módulo se puede retirar fácilmente quitando los tornillos que lo sujetan al chasis y desconectando la tira de datos que lo conecta a la placa base.

En concreto nos tenemos que centrar en la patilla nº49, que es el Audio-IN del slot y que por algún motivo oscuro y desconocido (o para reducir costes de producción), dichas patillas de ambos slots están unidas entre sí directamente, sin el condensador y resistencia de desacoplo correspondientes, lo que castiga las salidas de audio de los cartuchos si conectamos dos a la vez, pudiendo llegar a dañarlos.
El primer paso es cortar la pista que une las patillas nº49 de ambos slots con el conector plano que va a la placa base. Se deben realizar dos cortes, uno entre el slot 1 y 2 y otro entre el slot 2 y el conector plano, para así aislar ambas salidas entre ellas y del conector de la placa base.

Intentar que sean lo más limpios posibles y no dañar las pistas colindantes. Yo decidí cortar en esos dos puntos dado que me pareció que era el sitio más seguro para hacerlo.
El siguiente paso es desacoplar las entradas de audio de los slots mediante dos conjuntos formados por un condensador electrolítico con una resistencia en serie.
Uno de los extremos del conjuntos se conecta a la patilla nº49 del slot y el otro al conector de la placa base, desacoplando y mezclando de una manera correcta las entradas de audio de los slots. Para ello soldamos en serie una resistencia de 2k2 Ω junto a un condensador electrolítico de 10uF/16v.
En mi caso, he soldado la resistencia al borne negativo del condensador.

He protegido los terminales de la resistencia y condensador, así como el conjunto entero con varias piezas de tubo termo retráctil. Solo hace falta cubrirlo con una medida que se ajuste, no le deis calor. Además, soldé al terminal de la resistencia un cable kynar para realizar el conexionado con la patilla nº49 del conector de la placa base.
El terminal positivo del condensador lo soldamos al pin nº49 del slot 1 como muestra la imagen. Realizaremos otro conjunto de resistencia y condensador y lo soldamos del mismo modo entre la patilla nº49 del slot 2 y la patilla nº49 del conector de la placa base.

Continuemos con las modificaciones del circuito de audio.
Según el esquema de la guía de Acuario Tuning de Retro MSX (tenéis en enlace un poco más arriba), tenemos marcadas en verde las modificaciones a realizar:

Las modificaciones marcadas como SOUND1 y SOUND2 ya las hemos realizado en el módulo de los slots de cartucho. Así pues, solo tenemos pendientes las modificaciones correspondientes a la placa base y que afectan al preamplificador de audio. Empezaremos por desmontar por completo la placa base del equipo.

Empecemos por la primera de las pistas a modificar. Esta pista une la salida de audio del módulo de slots (patilla nº49) con los condensadores C119, C120 y C121 y la patilla nº1 del conector MB. Es necesario realizar un corte limpio en esta pista y preparar parte de la misma mediante el raspado y un posterior estañado de la zona para poder realizar el posterior conexionado entre ella y la base del transistor Q102, tal como indica el esquema.

La siguiente pista a modificar es la que une el pin nº5 correspondiente al SSGSND con la base del transistor Q102. Esta pista se encuentra en la parte superior de la placa base y debemos realizar un corte limpio en el punto indicado.

A continuación, debemos unir la pista que hemos preparado en la parte inferior y que lleva al pin nº49 del módulo de cartuchos a la base del transistor Q102.
Siguiendo el esquema, debemos soldar una resistencia de 1k Ω entre el pin nº5 del SSGSND y masa, otra resistencia de polarización de 3k3 Ω entre la base del transistor Q102 y la unión de las resistencias R171 y R172.
Para terminar, soldamos otro conjunto de resistencia y condensador de desacoplo de 390 Ω y 10uF/16v entre el pin nº5 del SSGSND y la base del transistor Q102, soldando el borne positivo del condensador al pin nº5. En la siguiente imagen podéis ver los detalles del montaje.

Personalmente opté por realizar todo el montaje en la parte inferior de la placa base. Atención al detalle de como he protegido el grupo de condensador y resistencia de desacople, la resistencia de 1k Ω y el punto de soldadura entre la pista nº49 y el cable kynar.

Con esto terminamos las correcciones en el circuito de audio de nuestro MSX NMS8250.
Como era de esperar, la batería interna de NI-CD estaba muerta, por lo que ya aproveche para reemplazarla por una nueva de NI-MH. Para darle un toque más personal, reemplacé todos los leds del equipo por unos de color azul, incluidos los de las dos disqueteras.
Solo queda volver a montarlo todo y disfrutar de nuestro NMS8250 totalmente funcional y sin sus fallos originales de diseño.
Como último apunte quiero comentaros que este tutorial, salvo diferencias mínimas, es aplicable a toda la serie, es decir, NMS8250, NMS8255 y NMS8280.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *